Suelos de moqueta, cálidos, modernos y fáciles de instalar

¿Quién no recuerda aquellas moquetas de los años sesenta y setenta, todo un clásico en los hogares de nuestro país? Todas las casas, o casi todas, tenían suelos de moqueta por toda su extensión, exceptuando cocina y baño. Años después, las moquetas cayeron en desgracia y durante décadas apenas se colocaban, excepto en lugares como oficinas o locales comerciales.

En la década de los noventa, las cosas cambiaron; a finales de estos años, las moquetas experimentaron un renacer gracias a los nuevos modelos a base de fibras vegetales. Algas, coco, sisal, bambú... Toda una colección de materiales muy ecológicos, frescos y decorativos para revestir los suelos de la vivienda.

La sencillez de su instalación es una de las mayores ventajas de las moquetas. Puede instalarlos uno mismo en su casa (aunque para superficies grandes aconsejamos vivamente acudir a instaladores profesionales, como los que encontraréis en nuestra webHAZMEPRECIO.com), cortando el material a la medida y fijándolo en el suelo con cinta de doble cara. También se pueden grapar o clavar, y ocultar los clavos con un rodapié. Lo más importante es tensar perfectamente el material y fijarlo bien en los puntos más importantes; suele ser necesario colocar varias tiras de cinta cruzando el suelo.

El mantenimiento de las moquetas quizás sea su peor baza. Al estar hechas de fibras naturales, son porosas y absorben los líquidos,creando manchas difíciles de eliminar. No se pueden fregar y para limpiarlas hay que aspirarlas de forma habitual, aunque también existen productos especiales para limpiarlas a fondo.

Pide presupuesto online ... y recibe gratis presupuesto de distintas empresas.